miércoles, 14 de enero de 2015

Tercera rotación: Tratamiento Asertivo Comunitario

¡Buenas noches a todos!

En este post quiero explicar mi tercera rotación.
Se llama Tratamiento Asertivo Comunitario o TAC, simplemente. Sé que en otras Comunidades Autónomas se llama igual (1), pero no estoy segura de que en toda España tenga el mismo nombre.

Lo que distingue al TAC de otros servicios es el entorno en el que se desarrolla: en los domicilios de los pacientes. Vamos a sus casas (al igual que pasa en Primaria) en coche, y les hacemos el seguimiento allí, les damos medicación o se la inyectamos, entre otras cosas.
Asimismo también llevamos a cabo screenings, en los que incluimos la comprobación de la tensión arterial, la glucemia, el peso, el perímetro abdominal, la frecuencia cardíaca, el número de cigarrillos si son fumadores...
De igual forma los viernes no salimos a la calle: nos quedamos en el centro para la reunión semanal -en la cual le contamos al resto cómo están los pacientes vistos a lo largo de la semana-, preparar la agenda de la semana siguiente, los pastilleros de medicación que entregaremos, revisamos los inyectables administrados esa semana...

Es muy importante en este caso el planteamiento de objetivos con estos pacientes, que son muy variados; desde acompañarles a dar un paseo, desayunar en una cafetería o comprar -sí, sí, vamos con ellos al supermercado a ayudarles con el tema alimentación-, hasta vigilar el estado de su vivienda, la higiene o coordinarnos con Atención Primaria para que acudan a hacerse análisis de sangre o solicitar otras pruebas. Estamos muy "encima" de ellos, como suele decirse.
La frecuencia de la visitas es variable: semanal, quincenal, a veces mensual, o cuando veamos preciso si el estado del paciente cambia.
También tenemos unos "busca" de los cuales los pacientes tienen el número, para llamarnos siempre que lo necesiten; o para llamarlos nosotras con la finalidad de concertar la hora de la visita, avisarles del día que vamos a ir a verles, o simplemente para hacer lo que llamamos "contacto telefónico" (llamada de seguimiento en vez de ir a su casa)

A pesar de que solemos ir al domicilio, es frecuente que los pacientes acudan a talleres de ejercicio físico que se imparten en el centro, o a que les pongamos allí la medicación intramuscular.

Al tener una cobertura tan amplia y una densidad importante en lo que a pacientes se refiere, en el TAC trabajan normalmente seis personas -entre sanitarios, terapeuta ocupacional y Trabajo Social-, sin contar a las residentes que estamos rotando por allí en estos momentos. En ese caso, lo que se hace es que dos o tres van a cubrir una ruta de domicilios, otras dos o tres personas otra, y así. De media, cada pareja o trío hace cuatro domicilios al día. Y se procura que cada grupo lleve encima un "busca".
(A mí personalmente me gusta ir a la ruta de playa, porque si bien mi Comunidad tiene mar, yo vivo en una ciudad del interior... y trabajar al lado del mar es UN LUJAZO ^^)

Realmente lo que más me gusta de este rotatorio es cómo nos ven los pacientes.
Ya comenté en el post de la rotación anterior que ellos están más tranquilos en un entorno no tan hostil como el hospital. Y se nota, de verdad. Si bien en la planta están con nosotras las veinticuatro horas del día, es un estado transitorio: pasado un tiempo vuelven a su casa y si todo va bien, no nos verán más (o por lo menos, no en mucho tiempo).
Las relaciones en el TAC se han ido construyendo con el paso de la semanas y los meses, nos hemos ganado su confianza poquito a poco, y cuando vamos a hacer las visitas domiciliarias se nota que los pacientes nos conocen y se fían en nosotras. Además el trato es muy muy muy cordial; tened en cuenta que al conocer a la gente que trabaja con ellos de mucho tiempo, es un tipo de confianza distinta, más cercana, más sincera. Conocemos los puntos fuertes y débiles de los pacientes, sus miedos y sus alegrías, y ellos también nos conocen muy bien a nosotras.
No sé explicarlo de otra manera.

Además de que ME ENCANTA este servicio -parece hecho a mi medida, siendo francos-, estoy muy a gusto en lo que a profesionales se refiere, porque son todos encantadores, tienen en cuenta lo que digo o propongo y soy una enfermera más. Y los pacientes también me han aceptado muy bien, cosa que me preocupaba un poco no lograr; ya sabéis, enfermera recién salida del horno (el careto de cría pequeña es lo que tiene, ains), con pinta de tener muy poca idea/experiencia, un poco nerviosa al principio... Pero he superado la prueba con creces.


Hasta aquí mi experiencia en el TAC.
Pronto volveré con nuevas entradas. Hasta ese momento... ¡cuidados y repasad mucho, que el EIR ya está aquí!

Nurse Lecter

Bibliografía:
1) Del Busto, F.: "La actividad del ETAC reduce en un 75% los ingresos de los pacientes graves en Avilés"La voz de Avilés. Noticia publicada en su web el día 27 de junio de 2013:

2 comentarios:

  1. ¡Eh, esa fue mi experiencia de prácticas! Cuando me tocó rotar en enfermería por salud mental escogí centro de salud mental. Vi la consulta de enfermería de seguimiento, además de realizar visitas domiciliarias (poquitas, pero bueno) y lo de comentar casos clínicos en una reunión semanal entre psiquiatras, psicólogos y enfermeros. Me gustó mucho también :)

    Ay, el 31 qué cerquita está y qué ganas le tengo... ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es un servicio precioso, sí. A mí me ha encantado (lo acabo a finales de mes u.u)! :D
      El 31... para cuando quieras darte cuenta estás en el Ministerio dándole al Intro, espero ^^
      ¡Un beso y muchísimo ánimo!

      Eliminar

Las redes sociales se retroalimentan gracias a la interacción entre los usuarios, siempre desde el respeto y la tolerancia.
Gracias por animarte a comentar y con ello hacer crecer el blog :)

No te preocupes por si recibirás contestación a lo que escribas, ten por seguro que responderé.